Contrato de leasing: ¿Qué es lo que debes de saber antes de firmar uno?

contrato de leasing blog leasein

No firmes un contrato de leasing SIN SABER ESTO.

Sabemos lo feo que se siente firmar un contrato sin comprender al 100% de qué se trata.

O peor aún, estar obligado a pagar 36 cuotas por un servicio que no necesitas por haber puesto tu firma sin leer la letra pequeña.

Cuando te das cuenta, ya es demasiado tarde.

Eso puede pasarte en el leasing  si es que no comprendes plenamente la diferencia entre un leasing operativo y uno financiero.

Pero no te preocupes, aquí estamos para quitarte ese dolor de cabeza.

Sea que te decidas a trabajar con nosotros o con otra empresa, esto te ayudará a tomar una decisión 100% acertada.

Ahora sí, manos a la obra.

Tabla de Contenidos

Contrato de leasing: ¿Qué tipos hay y cómo diferenciar a cada uno?

Un contrato de leasing es un contrato de alquiler que permite hacer uso del activo pagando en cuotas.

Asimismo, existen 2 tipos de leasing:

  • Leasing financiero
  • Leasing Operativo

Y, precisamente al ser dos tipos, tienen 2 grandes diferencias:

La primera diferencia es que en el leasing financiero te quedas con el activo al final del contrato; es decir, lo compras. De otro lado, en el leasing operativo, lo tienes que devolver al arrendatario.

La segunda diferencia es que en el leasing financiero no se incluye servicio técnico o algún otro tipo de servicio adicional al alquiler del activo. En el leasing operativo, sí.

Creo que ya te vas dando cuenta de qué trata todo esto.

Pero, pongámoslo en términos aún más sencillos.

El leasing financiero lo usas cuando tu empresa quiere quedarse con el activo (o adquirirlo); en tanto que el leasing operativo es utilizado cuando necesitas el servicio técnico que acompaña al alquiler.

Del mismo modo, es importante que quede claro que ambos leasings son hechos para empresas y no para personas naturales.

Hasta aquí ya tienes una idea clara de las diferencias; y, probablemente, has ido pensando en cuál te conviene más. Ahora, veamos uno por uno para que todo quede más claro.

¿Qué es el leasing operativo?

contrato de leasing blog leasing

Un contrato de leasing operativo es aquel que comprende un servicio de alquiler mayor a 1 año entre el proveedor (arrendador) y tu empresa (arrendatario).

Por medio de este contrato el proveedor te «presta» su activo para que lo uses durante el plazo acordado y te brinda un servicio técnico cuando lo necesites. En caso de fallas, debe de hacer el cambio del equipo de inmediato para que tu empresa no pare de trabajar.

Al final del contrato debes devolver los equipos, pues son los activos del arrendador.

Dado que sólo usas los activos pero no son de tu propiedad, las normas contables y la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT) no permiten que los registres como activos. Sólo puedes registrar la cuota de alquiler como gasto deducible de impuestos en el Estado de Resultados.

Puedes obtener más información sobre el leasing operativo AQUÍ.

¿Qué es el leasing financiero?

leasing financiero BLOG LEASEIN

Es un contrato de alquiler mayor de 1 año entre un Banco o institución autorizada por la SBS (arrendador) y tu empresa (arrendatario) que sirve para comprar un activo. Por ello, se le llama usualmente contrato de alquiler-venta.

En este contrato, el Banco o Institución autorizada es propietaria del activo durante el plazo de alquiler. Al termino de este, tienes la opción de «quedarte con el activo». Usualmente se llama a esto último opción de compra.

Sin embargo, el término como tal («opción de compra»), es engañoso. Seguro te estas preguntando: ¿Cómo decido si comprar o no el activo?

Lo cierto es que en el 99.9% de los casos lo compras pues el precio es sumamente bajo. Además, recuerda que el objetivo de firmarlo es quedarte con los equipos.

Del mismo modo, debido a que este contrato está hecho para que compres los activos, las normas contables y la SUNAT te permiten registrar el bien como activo en tu Balance General antes que realmente sean de tu propiedad (con la opción de compra, al finalizar el contrato).

Este es un punto importante en el que este tipo de contrato de leasing difiere del leasing operativo debido a los beneficios tributarios que el realizar este tipo de operaciones permite.

Es decir, es una ventaja increíble ya que puedes depreciar los activos y con ello pagar menos impuestos.

Adicionalmente a esto, la SUNAT permite la depreciación acelerada del activo, con lo cual el cliente genera un escudo fiscal más rápido.

Puedes encontrar más información del leasing financiero AQUÍ.

Leasing financiero o leasing operativo, ¿cuál elegir?

tipos de contrato de leasing

Nosotros te recomendamos el leasing operativo si los activos que vas a usar no son parte del core de tu negocio. Por ejemplo, las laptops.

¿Por qué?

Para que te enfoques en hacer crecer tu negocio y no pierdas tiempo gestionando activos.

El leasing financiero úsalo si tu negocio gira entorno al uso de dichos activos.

Si quieres conocer más del leasing financiero y leasing operativo ingresa aquí.

¿Necesitas alquilar laptops? Déjanos tus datos y nos comunicaremos contigo.
Horario de atención: L-V 9:00am - 7:00pm y S 9:00am - 12:00pm
¿Necesitas alquilar laptops? Déjanos tus
datos y nos comunicaremos contigo.
Horario de atención: L-V 9:00am - 7:00pm y S 9:00am - 12:00pm