Guía práctica para emprender con éxito

emprender con éxito

Si has leído mucho sobre emprendimientos y startups pero aún no te convences de tomar la decisión de emprender, esta Guía para emprender con éxito es para ti. Las recomendaciones se basan en el camino que llevó a la formación Leasein y de cómo esta startup está cambiando la forma de alquilar laptops en el Perú y el paradigma alrededor del alquiler de activos tecnológicos.

“Se acabó el mundo como lo conocía y no he emprendido”. Este de seguro ha sido el pensamiento de muchos ejecutivos de destacada carrera que, como tú, han tenido las ganas de emprender pero postergaron numerosas veces esa decisión hasta que el año pasado el mundo como lo conocíamos cambió.

Si te sientes identificado con esta primera parte, entonces esta crónica va especialmente para ti, para decirte que aún estás a tiempo y en el camino correcto pues todo emprendedor comienza con un fuego que crece dentro, con una idea que no se calla hasta que la hacemos realidad.

Antes de continuar quiero que sepas que esto está escrito pensando que estás en tus treinta años más o menos, y que hasta ahora lo que has hecho es tener una carrera profesional destacada y reconocida, que te ha convertido en un gerente o socio de alguna importante firma, con un sueldo significativo que te ha permitido comprar tu casa o departamento y tener en general una vida muy acomodada, sin grandes lujos como un yate, y sin grandes carencias como tener que ahorrar para un viaje. Como decimos, “lo necesario y un poquito más para poder vivir de la mejor manera posible”.

Lo segundo que quiero comentarte es que no estás leyendo a un académico que te hablará del mismo tópico que ya has escuchado o leído en reiteradas ocasiones sobre emprendimientos exitosos o casos de desarrollo de startups.

He pasado por tu misma inquietud y por ello te escribo esto, pues tomé la decisión de emprender hace varios años, tiempo suficiente para equivocarme mucho y también para acertar bastante, lo cual me ha llevado a la responsabilidad de liderar una startup que está cambiando una industria en el país, y no muchos pueden decir eso. Por ello, hoy me permito y me tomo el atrevimiento de aconsejarte.
Ahora que estás convencido de continuar leyendo, ¡vamos adelante!

Tabla de Contenidos

¿Cómo emprender con éxito?

Parte I: El miedo al éxito

El miedo inicial a emprender es natural y hay que aceptarlo. El miedo es parte de la evolución humana. Acaso por ello se creó el fuego para poder alumbrarnos en las noches para cuidarnos de animales salvajes que merodeaban en los alrededores (Sapiens: De animales a Dioses, Yuval Noah Harari). El miedo es natural, debes aceptarlo como parte de emprender y, al hacerlo, te darás cuenta que no te paraliza, sino que te mantiene alerta.

¿Tienes mucho que perder? Piensa mejor en que tienes mucho que ganar.

La dualidad de las cosas existe desde hace milenios, el día y la noche, el bien y el mal, el éxito y el fracaso. ¿Qué lado estás viendo realmente, el fracaso o el éxito?

En 2012 emprendí un ecommerce de tecnología con capital propio, el cual obviamente fracasó porque aún como país no estábamos preparados para comprar laptops en línea, como ya ocurría en otros países con Amazon.  Lo cerré en un año, pues uno no debe apegarse al medio, sino al propósito.

Cuando pasé la página me dije que tomaría toda esa pérdida en el desarrollo de la plataforma como una inversión, como si fuese una maestría que había hecho sobre negocios y estrategia digital. Con esa manera de ver las cosas te puedo decir que, en poco tiempo, a través de consultorías, recuperé esa inversión con un múltiplo de 10x o más. Tomé ese fracaso como una oportunidad. Mientras muchos “expertos” digitales les decían a empresas cómo desarrollar negocios, a través de mi propia boutique de consultoría asesoraba mejor a los accionistas sobre cómo integrar la visión digital a la misión y al modelo de negocio, pues entendía la alta tasa de fracaso en digital y que eso hace doler el bolsillo.

Hagamos una pausa. Aquí me detengo para recordarte algo que, de seguro, ya has leído: crisis en japonés es peligro, pero también oportunidad. Así que tú tendrás que decidir si el actual contexto, con pandemia, sin vacunas, en pleno baile electoral y con desaceleración económica, significa un peligro para tu emprendimiento o una oportunidad que podrías aprovechar.

En 2009 fue la primera vez que saqué mis ahorros del banco para invertir en una empresa, aun estando trabajando como gerente en una multinacional. En ese momento estábamos saliendo de una crisis financiera durísima que afectó a todo el mundo, así que veía el “peligro” y el miedo en todos lados. Entonces leí un artículo de Jack Welch, quien fue catalogado como el ejecutivo del siglo por la revista Fortune, donde decía que emprender durante una crisis tiene la ventaja de que cuando el negocio está en marcha, la economía ya habrá mejorado y serás uno de los primeros en aprovechar ese auge económico. Fue así como vi la “oportunidad”. El resto es historia.

Parte II: Recomendaciones para riesgos controlados

Todo emprendimiento comienza con una decisión y en eso nadie te puede ayudar. Es un paso que solo puedes darlo tú. La primera buena noticia es que si has llegado hasta aquí es porque de seguro ya estás convencido de querer emprender. La segunda es que siempre puedes recibir algunas recomendaciones para hacerlo bien al inicio de este camino. Aquí van algunas.

  • Si sólo estás recibiendo, o peor aún, sólo estás aceptando buenos comentarios de tu idea, vas camino directo a perder dinero. Jamás dejes pasar la oportunidad de fortalecer la idea o aristas que no habías visto antes de ese negocio. Ningún emprendedor piensa que su idea fracasará, pero la realidad es que la tasa de fracasos es altísima, por encima del 90%. Asegúrate de aprender a escuchar desde el principio pues esa cualidad será la base de tu crecimiento.
  • Si estás pensando en emprender algo digital o tecnológico con tu propio dinero, piénsalo dos veces más. Estos desarrollos son intensos en capital y requieren financiamiento especializado; por no mencionar un amplio dominio del tema. Investiga bien el terreno y lo que necesitas para aventurarte.
  • En este punto un gran amigo, hoy líder de una startup peruana, me dijo hace algunos años “¿Acaso me quieres desanimar?”. Como te mencioné, estoy diciendo las cosas que nadie quiere decir y menos escuchar. Emprender es altamente riesgoso y por ello es altamente gratificante. Con el tiempo entenderás que es un juego de saber cómo evitar el fracaso, pero, cuando éste llega, saber salir fortalecido y volver con más fuerza.
  • Los buenos servicios profesionales son necesarios, tal vez más que antes. Una buena boutique de asesoría legal, financiera o estratégica que entienda bien el nuevo estilo de gestión empresarial es algo altamente demandado y valorado. Abrir un estudio de abogados tiene tanto de emprendimiento como lanzar Crehana o B89.
  • La mejor recomendación que escucharás este año es que no lo hagas solo. Rodéate de personas talentosas que sepan más o que tengan más potencial que tú. En el Perú usamos muy poco la figura de asociar el talento desde el inicio de la startup. Pero hacerlo tiene dos beneficios: compensas el sueldo que no puedes pagar y comprometes a las personas con el éxito del emprendimiento. Si esto se hace en Silicon Valley, la meca de las startups, por qué no lo harías tú. ¿Acaso tu idea es más especial?
  • Si tienes en mente lo anterior podrías aplicar esta estrategia: continuar un tiempo más en la empresa donde estás actualmente para capitalizarte y reducir el margen de riesgo que tanto te preocupa. Personalmente lo hice y me fue muy bien, pues comprendí que en ese momento aportaba más en la visión que en la ejecución. De hecho, recién a inicios de 2017 me dediqué como gerente a tiempo completo en Leasein, saliéndome de todos los emprendimientos, de la consultoría y de las gerencias de empresas de terceros.
  • Ni Steve Jobs ni Jeff Bezos buscaron cambiar el mundo al principio de Apple o Amazon. Entonces tampoco lo hagas tú. Todo sigue su proceso y no busques quemar etapas. No confundas el propósito con la consecuencia. Escúchalo bien: al principio no busques cambiar el mundo, sólo busca vivir un mes más.

Parte III: Piensa en digital, usa tecnología

En mayor o menor medida todos los emprendimientos usan tecnología para expandir sus productos o servicios. El punto es qué tanto la concibas como “la herramienta” que gatillará el éxito de tu negocio. Recuerda esto: Uber no inventó el servicio de taxi a pedido, solo lo hizo más fácil de usar con la tecnología disponible, eliminando puntos de dolor -como la espera del taxi- y aprovechando las tendencias existentes -como el mayor uso del celular-.

Del mismo modo, el servicio de leasing y alquiler de laptops a empresas existía desde hace años, pero con varios puntos de dolor, como retrasos, contratos rígidos, montos mínimos y cosas así que no permitían a las empresas crecer con flexibilidad. A la par, despegaban dos tendencias en el mundo: (i) el alquiler de activos como estrategia empresarial se hacía más conocido con casos como Uber o Airbnb; y (ii) la tecnología de las laptops se estaba haciendo para que el producto dure menos, es decir, el mismo modelo de negocio que en los celulares.

Con eso en mente comenzamos a pensar en cómo podíamos hacer un servicio mejor que elimine realmente esos puntos de dolor, pensado en digital, con herramientas tecnológicas y con enfoque en el usuario. “Un alquiler de laptops como lo haría Starbucks”, nos propusimos. Entre 2015 y 2016 construimos este modelo de negocio, no sin un proceso sostenido de incorporación de talento. 

Desde luego que hay más historia y recomendaciones, pero no quiero aburrirte. Si quieres saber más de emprendimientos hay varios libros que podrías leer y buenísimos videos de YouTube que podrías ver, que por cierto recomiendo que lo hagas porque es de necios no aprovechar el conocimiento gratuito.

Termino con algo que me ayudó mucho a entender y disfrutar el camino: el dinero es un subproducto de hacer las cosas bien. Ahora sí, emprende con propósito y hazlo divertido.

Carlo Mario Dioses.

El autor es cofundador de Leasein, fintech  startup que usa la tecnología para acercar el alquiler y leasing de laptops a las empresas, con enfoque UX para generar experiencias positivas en sus clientes. Conoce más acerca de la historia de este emprendimiento en leasein.pe.

¿Necesitas alquilar laptops? Déjanos tus datos y nos comunicaremos contigo.
Horario de atención: L-V 9:00am - 7:00pm y S 9:00am - 12:00pm
¿Necesitas alquilar laptops? Déjanos tus
datos y nos comunicaremos contigo.
Horario de atención: L-V 9:00am - 7:00pm y S 9:00am - 12:00pm