image

Este año se romperán todos los récords en el levantamiento de capital y financiamiento para startups peruanas y emprendimientos digitales. Inversionistas líquidos y bajas tasas de interés en dólares alientan ese impulso. ¿Habrá un boom?

A inicios de agosto de este año se estremeció el ecosistema startups y venture capital del país con el anuncio de Crehana y su levantamiento de capital de US$ 70 millones, la más grande operación de este tipo registrada por un emprendimiento digital del Perú.

El éxito financiero de Crehana y su modelo de elearning es un hito, pero no un hecho aislado, pues varios otros emprendimientos digitales están haciendo historia levantando capital y expandiendo su alcance local e internacionalmente. Este 2021 será recordado como el año de la expansión de startups peruanas, contrario a lo que uno podría esperar con las crisis (económica, política y sanitaria) que experimenta el país. ¿Qué está sucediendo?.

4 razones de la expansión de las startups

El impulso de la digitalización que experimentó el país y el mundo con la pandemia es la más obvia y difundidas de las razones de la expansión de emprendimientos digitales. Pero esto no es lo único y por eso es importante mencionar otras razones más específicas.

1. Mercado líquido

La crisis acentuó el estancamiento de proyectos inmobiliarios, uno de los destinos de los excedentes de inversionistas peruanos en los últimos veinte años. Es por ello que las startups están representando una interesante oportunidad de inversión, sobre todo porque hay cada vez más confianza por los casos de éxito registrados.

2. Más rápidos cambios de patrones de consumo

Si antes los patrones de consumo cambiaban cada cinco años, hoy lo están haciendo más rápido, al punto que en tres años se desarrollan nuevas industrias y modelos de negocio que se convierten en parte de nuestra vida y, por puesto, en oportunidades de inversión. Las fintech, el ecommerce independiente y el elearning son tres industrias digitales que han abierto camino como parte de esta tendencia.

3. Liquidez y bajas tasas en dólares

Las tasas de interés en dólares se mantienen bajas con perspectiva a la baja, lo cual ayuda al financiamiento empresarial y alienta la búsqueda de oportunidades de mayor rentabilidad por parte de inversionistas.

Esto va de la mano con liquidez que aún registran inversionistas locales, pues no todos han envidado sus excedentes fuera del país.

4. Más aceleración y venture capital

La capital semilla, la inversión ángel o el venture capital peruano se están organizando cada vez mejor. Esto se refleja en la presencia de Pecap o de Endeavor. También se ve mayor participación de las mismas universidades como Pacífico, Utec, Piura, Lima, entre otras, con sus aceleradoras y centros de innovación EmprendeUP, Utec Ventures, HubUdep, InnovaUL, entre otras.

Startups de éxito en el Perú

Según Pecap en el primer semestre del año se invirtieron 18 millones de dólares, 80% más que en el mismo periodo del 2020. Sin embargo, con las recientes operaciones de levantamiento de capital que se han dado, como la de Crehana, el monto de 2021 no solo separará los 46 millones del año pasado, sino que será récord histórico.

Chazki es otro caso de éxito no solo porque ha escalado internacionalmente, sino porque su levantamiento de fondos (7 millones de dólares en abril de este año) ha posicionado a la logística como uno se los sectores más dinámicos para las startups del país. 

Recientemente hizo lo propio Manzana Verde, startup incubada por HubUdep dedicada a planes de alimentación y comida por delivery, con un levantamiento de 1.5 millones de dólares de capital semilla. De hecho, este año la industria del foodtech es una de las más dinámicas para las startups del país.

También hay operaciones privadas como el aumento de capital de Leasein, startup acelerada por EmprendeUP que usa tecnología en el servicio de alquiler de laptops a empresas, por 3.2 millones de soles. De hecho, en breve comenzará un road show para un levantamiento de deuda estructurada.

Como estos casos hay varios más que prometen hacer del 2021 un hito para el ecosistema de emprendimientos digitales. Una nueva generación de startups peruanas promete colocarse en el mercado latinoamericano.