image

La Inteligencia Artificial (IA) se abre camino en un escenario desafiante para las áreas de reclutamiento, las cuales enfrentan la crisis de escasez de talento más grande de los últimos 15 años.

De acuerdo a una reciente encuesta de Michel Page, un 90% de empresas se ha transformado considerablemente para atender a las nuevas necesidades del mercado. En ese sentido, la palabra “cambio” ha comenzado a cobrar una importante connotación en lo que respecta a lo que esperan los líderes de equipos de sus nuevos talentos.

Según la misma encuesta de Michael Page, un 80% de estas empresas espera que sus nuevos colaboradores no solo posean conocimientos técnicos del área en la que se desempeñan y habilidades blandas para la comunicación, sino que, dentro de estas últimas, posean una gran capacidad de adaptación al cambio (change management). En ese sentido, los perfiles solicitados a los reclutadores también han cambiado en función de las nuevas prioridades que se tiene actualmente.

El rol de la Inteligencia Artificial (IA) en los procesos de selección

¿Cómo evaluar adecuadamente las habilidades blandas cuando apenas es posible gestionar entrevistas de selección de personal?

De acuerdo a Manpower Group, nos encontramos ante la crisis de escasez de talento más grande de los últimos 15 años, la cual ronda el 70%.

¿Por qué?

Porque si bien se ha podido gestionar determinadas pruebas a realizar de forma remota para conocer mejor a un candidato y si su perfil se adapta al de lo que requiere la empresa, es precisamente la distancia, la ausencia de contacto humano, aquello que ha presentado desafíos para que los reclutadores puedan tener mejores indicadores para la selección. Adicionalmente, la dependencia de esta área de las actividades manuales ya era preocupante en tanto el seguimiento que se le pueda brindar a todas las bases de datos que tienen que gestionar.

En ese sentido, la Inteligencia Artificial (IA) en los procesos de selección, de acuerdo a Quantum Talent, llega para automatizar los procesos de filtrado de base de datos y, a su vez, para favorecer la comunicación con los candidatos en tanto la experiencia que estos puedan llevarse del proceso. Pero, por encima de ello, está precisamente la posibilidad de la IA de brindar las herramientas necesarias a los reclutadores para contribuir a la baja de los indicadores de rotación.

Home Office 2022: tendencias en los procesos de selección

Algo que podemos afirmar es que, sea de forma híbrida o total, el trabajo remoto o Home Office todavía continuará viéndose para el 2022. Por lo cual, los reclutadores deben continuar preparados para llevar a cabo procesos de selección a distancia y las empresas de reclutamiento, continuar fortaleciéndose para afrontar grandes demandas de selección. Especialmente si se considera que actualmente, de acuerdo a Manpower Group, un 75% de emprendedores está apostando por la contratación de talento y esta tendencia no hará sino incrementarse.

Del mismo modo, es innegable que el paso y repunte de la tecnología por las empresas ha marcado un antes y después en el curso de nuestra historia empresarial. En ese sentido, la IA continuará dando de qué hablar en los procesos de selección puesto que ya existen proyectos en curso para la implementación de entornos virtuales en los que los reclutadores puedan visualizar determinados aspectos del perfil de un candidato que escapan a los que una prueba o test psicológico puede identificar.

Finalmente, otra tendencia que se encuentra muy ligada al uso de la tecnología en los procesos de selección será el uso de activos tecnológicos que permitan sostener su funcionamiento. En ese sentido, el alquiler y leasing de estos activos continuará como una tendencia que también impactará a las empresas de outsourcing en tanto la preservación de la rentabilidad de las empresas para poder contar con equipos como laptops de última generación sin incurrir en altos costes operativos.