image

La idea de iniciar un emprendimiento ya sea una Startup o Fintech puede verse truncada debido a la falta de capital. Aquí te contamos cuáles son las diferentes soluciones para obtener un financiamiento y seguir avanzando con tu proyecto

El Founding Partner y CEO de UpBizor, Jordi Altimira, afirma que cuando se trata de arrancar y hacer crecer un proyecto emprendedor, una de las claves del éxito es la estrategia de financiación. Así, empresas que hoy son mundialmente conocidas, como el caso de Uber, no contaban en sus inicios con el dinero necesario para desarrollarse al 100% y tuvieron que salir en busca de financiamiento.

Una startup pasa por diferentes etapas. Debes tener claro en cuál está tu emprendimiento porque el financiamiento que requieres es diferente en cada una de ellas.

Etapas de una Startup

1. Etapa temprana y capital semilla

En la etapa seed (semilla) es donde se va a gestionar la idea inicial de tu negocio. Aquí, donde se hacen los primeros bocetos y/o prototipos, no se necesita mucho dinero debido a que la meta principal es poner la dirección en que tu startup va a caminar.

Tipos de financiamiento

  • Familia y Amigos (Friends & Family). Comúnmente conocido como autofinanciación porque consigues que tu startup salga a flote con tu propio capital o con el dinero de tus conocidos. Es común ver que en la mayoría de los emprendedores en pleno inicio de su negocio utilice como socios a personas de su círculo cercano como familiares o amigos. Según el portal español EmprendePyme, sin este tipo de financiación, muchos proyectos nunca verían la luz, pues esta primera aportación de fondos permite al emprendedor invertir en recursos que necesitará en fases posteriores del proyecto y que pueden marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.
 
  • Bootstrapping. El BBVA lo define como un concepto de origen anglosajón que expresa la idea de “iniciar un negocio con pocos recursos” o “emprender únicamente con los medios que hay a tu alcance”. Es decir, está creado para los microemprendedores y pequeños equipos de trabajo llamados ‘bootstrappers’. El lado positivo de este método es que tú vas a manejar tu propio dinero sin rendirle cuentas a nadie, pero corres el riego cometer errores de principiante y perder todo lo que has invertido.
 
  • Inversionistas ángeles. Son personas que cuentan con un vasto patrimonio y buscan oportunidades donde puedan invertir su dinero. Pero no solo son individuos que aportan económicamente, sino también son mentores de los emprendedores. De esta manera, ayudan con su red de contactos y su know how o experiencia a cambio de un porcentaje de la sociedad. Un ejemplo de inversionistas ángeles es el PAD – Red de inversionistas ángeles que se encarga de conectar startups con inversionistas dispuestos a invertir parte de su capital, tiempo, conocimientos y red de contactos. Otra que podemos encontrar en el Perú es The Board, que a través de su sólida red contactos hacen posible que los startups se conecten con empresas que ayuden a crecer más rápido y generen socios comerciales.
 
  • Incubadoras. Las incubadoras son empresas que te otorgan un capital de desarrollo y asistencia técnica sobre el modelo de negocio que tengas. Además, por una pequeña participación en tu negocio te ofrecen sus instalaciones para impulsar esta primera etapa de tu startup. Una de las incubadoras más conocidas del país es el HubUdep, la incubadora de negocios de la Universidad de Piura (UDEP). Por otro lado, también está el Centro de Innovación y Desarrollo Emprendedor (CIDE) de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), que desde 1995 transforma emprendedores en empresarios.

2. Etapa de crecimiento o expansión

Cuando llegues a esta etapa es porque ya pasaste la construcción de un producto mínimo viable (PMV) para validar tu idea con el mercado y tienes clara cuál es la estrategia de marketing y ventas. Pero sigues necesitando capital. Estas son algunas opciones de financiamiento para que tu startup continué creciendo:
  • Aceleradora de empresas. La diferencia de una aceleradora de empresas con las incubadoras radica en que la primera ayuda a empresas medianas muy competitivas a que desarrollen todo su potencial en el mercado, a través de procesos de mentoring y asesoramiento. Mientras que las incubadoras acompañan a los startups durante un período de tiempo específico hasta que consiguen obtener los primeros beneficios. Una aceleradora significa inversión de capital, a cambio de un porcentaje de la empresa, y entrenamiento, siempre por un periodo limitado. Cuenta con un equipo de especialistas, mediante workshops, aportan visión, opciones y formación, tres elementos clave para un startup. Un ejemplo de aceleradora es Emprende UP, Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad del Pacífico, que es una de las principales aceleradoras de startups del Perú. Leasein, startup que usa tecnología para expandir el alquiler y leasing de laptops a empresas, fue acelerada por ellos. Otra aceleradora importante en el país es Utec Ventures, que dos veces al año invierte una importante cantidad de dinero en startups.
 
  • Venture Capital o capital de riesgo. Según el portal de Economipedia este término se refiere a inversiones a través de acciones que sirven para financiar compañías de pequeño o mediano tamaño. Frecuentemente se ofrece esta ayuda a empresas que recién tienen pocos años de vida como las startups. Y conseguir a este tipo de inversores es muy difícil debido a que son sociedades anónimas que al ser muy exigentes con los proyectos donde invierten, piden suficiente madurez y potencial de crecimiento, además de una participación en la toma de decisiones. Algunos ejemplos de Venture Capital de la Asociación Peruana de Capital Semilla y Emprendedor (Pecap) son: Krealo, la innovación abierta de Credicorp y responsable de la creación, inversión y gestión de Fintechs alrededor de Latinoamérica, y Wayra, que es el brazo de inversión, innovación abierta y apoyo al emprendimiento de Telefónica Movistar en Hispanoamérica.

El capital es necesario para que una startup salga a flote, pero no es lo más importante. Debes centrarte en conseguir tus clientes y que tu negocio tenga buenas bases, luego el dinero puedo venir por cualquiera de los métodos que hemos explicado anteriormente.