Las laptops son dispositivos que pueden durar años si se les da un buen mantenimiento y un uso no muy excesivo. Sin embargo, muchas personas no cuidan adecuadamente sus portátiles y desconocen que la vida útil de este objeto se puede prolongar si le das un cuidado debido.

La pérdida del rendimiento de una laptop o un computador no tiene una respuesta única, pero en la mayoría de los casos se puede originar por tres causas: problemas a nivel de software, sistema operativo y drivers; temperaturas de trabajo elevadas que afectan a piezas clave del sistema; y fragmentación del disco duro.

Y como estos problemas son inevitables, aquí te traemos la solución con tareas de mantenimiento automáticas del propio sistema y con acciones que debemos ejecutar nosotros mismos, que no llevan mucho tiempo, pero que pueden ser un poco tediosas.

¿Por qué hacer un mantenimiento regular a nuestras PCs?
Mantener tu computadora o laptop en buen estado tiene muchas ventajas, como ahorrar dinero en reparaciones y evitar la pérdida de datos. Si cuidas tu computadora, entonces ella te cuidará a ti.
El tiempo no pasa en vano y nada se libra de él. En este sentido, la tecnología en general resulta especialmente vulnerable, por ejemplo, en el caso de las laptops y las PCs son objetos que con el pasar de los años sufren problemas de desgaste que afectan su rendimiento y limitan su vida útil.

Así que para optimizar su rendimiento y cuidar su ciclo de vida antes de reemplazarlo mucho antes de lo que tenías previsto. Debes realizarle un mantenimiento diario, semanal o mensual para prolongar la vida de tus aparatos.
En el caso de las laptops para consumidores los tiempos de vida útil tienden a rondar entre 2 y 4 años. Mientras que, en los ordenadores, el tiempo de vida es de 7 a 10 años en promedio. Si te duran menos que estos rangos, entonces no estás cuidando tus objetos como es debido.

¿Cuáles son los pasos para hacer un mantenimiento?
Aquí te explicamos los pasos que puedes llevar a cabo para darle un mantenimiento a tu laptop o computador, tanto el software como en hardware, para mejorar tu rendimiento y experiencia de uso.

1. Vaciar la Papelera y desinstalar programas innecesarios
Si tu laptop u ordenador cuenta con muchos archivos es recomendable vaciar la papelera una vez al mes. Pero antes de hacerlo, debes mirar el contenido por si hay algo de lo que te vas a arrepentir si eliminas definitivamente.
Asimismo, recomendamos desinstalar programas innecesarios. Hay maneras de comprobar dónde se sitúan todos los archivos que estén pesando demasiado en el equipo, como es el caso de usar WinDirStat, un programa excelente que creará una visión gráfica del peso de cada archivo del disco duro. De esta manera, podrás identificar las carpetas y archivos individuales están ocupando más espacio y eliminarlos si no te interesan.

2. Escanéalo con MalwareBytes
Hacer un análisis de malware al disco evitará contraigas troyanos, gusanos, rootkits, etc. Pero no podrás hacerlo con una herramienta cualquiera, sino con un buen programa como MalwareBytes, un anti-malware excelente del que se recomienda pasar un análisis completo cada cierto tiempo.
Esto conseguirá que elimines cualquier amenaza que hayas podido tener en el equipo y que tu antivirus no ha detectado. Además, podrás instalarlo y desinstalarlo a cada vez que hagas estos análisis, ya que es gratuito.
Otros programas que te pueden servir son Kaspersky Security Scan, ESET Online Scanner, Panda Cloud Cleaner Portable o Trend Micro HouseCall.

3. Eliminar temporales y cachés
Actualmente, con la herramienta de Windows llamada Liberador de espacio en disco o con herramientas de terceros como CCleaner, es posible eliminar cada mes los restos de programas y del propio sistema.
Así, estos archivos temporales y carpetas generados al instalar o desinstalar programas y juegos o por el mero funcionamiento de Windows. Tendrás que eliminarlos una vez al mes para ganar más espacio en disco y a largo plazo va aligerar el sistema.

4. Reiniciar la PC o laptop
Las laptops actuales permiten hibernar el sistema en vez de apagarlo, simplemente bajando la pantalla hasta que haga contacto con el teclado. La ventaja es que, al salir de hibernación, todo seguirá como estaba sin esperar al inicio habitual de Windows. Además, consume poca batería, en especial si usas un disco de estado sólido.
Si eres una de las personas que hace esto, de vez en cuando deberías reiniciar tu dispositivo para que Windows “limpie” los procesos en marcha y así descargarlo de tantas tareas al haber estado encendido tanto tiempo. Lo puedes hacer a diario, cada semana o una vez al mes.

5. Limpiar por dentro
La suciedad y el polvo pueden ocasionar serios problemas en un computador o laptop, especialmente en el interior, acumula polvo, podría crear un mal funcionamiento en los ventiladores que la refrigeran, lo que generará un sobrecalentamiento y esto dañará los componentes de la computadora.
En caso de que no puedas hacerlo, contrata el servicio de mantenimiento preventivo y correctivo de laptops, para que un técnico realice este trabajo por ti.

El  mantenimiento es un factor clave que proporcionará a tus equipos de un funcionamiento optimo durante años y prolongará su durabilidad.