image

Actualmente la información es el activo más valioso para cualquier empresa y para proteger esos datos hay que invertir en seguridad digital. Y en el caso de Perú se debe invertir más ya que se encuentra en el tercer puesto de América Latina con 4.700 millones de intentos de ciberataques en el primer semestre del 2021, según datos de FortiGuard Labs, laboratorio de análisis e inteligencia de amenazas.

Uno de cada diez incidentes de ciberseguridad en organizaciones es considerado grave (2021), según Kaspersky, compañía internacional de seguridad digital. Así que, si no quieres pasar por estos incidentes que pueden causar grandes pérdidas monetarias y de información, lee el siguiente artículo donde te ofrecemos cinco claves en ciberseguridad empresarial.

1. Prevención

Tu empresa debe contar con un plan de prevención en caso de que vulneren tu seguridad digital. Lo recomendable es crear copias de seguridad con los datos más importantes de tu empresa y guardarlos en un disco duro, USB o, en todo caso, unirte a una nube privada o pública.

Asimismo, es importante contar con un antivirus adecuado que proteja tus ordenadores de los ataques cibernéticos que cada día buscan una manera más innovadora para hackearte y robar tu información.

Otro método para prevenir estos ataques es la contratación de ciberseguros. Estas salvaguardas protegen a las entidades frente a los riesgos cibernéticos, el uso inadecuado de las infraestructuras tecnológicas y las actividades que se desarrollan en dicho entorno.

2. Detección

Miles de las organizaciones desconocen completamente que estas amenazas de ciberseguridad están actualmente integradas dentro de su compañía. Pueden haber estado durante meses o años, filtrando información crítica sin detección alguna. Por ello, es imprescindible tener un cortafuegos. Este software te permitirá detener ataques externos de ordenadores externos que podrían estar intentando ingresar a tu sistema.

También es recomendable construir un protocolo interno de gestión del incidente en el que se identifique un departamento de crisis u órgano decisorio para que tome decisiones cuando se detecte un incidente de fuga de información.

3. Análisis del estado

En el caso que hayan atentado contra tu seguridad digital, el análisis del endpoint (puntos de conexión) te permitirá identificar problemas de hardware que podrían estar ralentizando los dispositivos de tu empresa y ayudarte a realizar mejoras de forma proactiva. Además, estos análisis proporcionan información valiosa de cómo está yendo el día a día de tu compañía.

Por otro lado, es importante contar con las tendencias de hoy en día y que mejor opción que el Threat Hunting. Esta herramienta es muy importante en la seguridad corporativa debido a que detecta ataques cada vez más persistentes con una duración cada vez más extendida en el tiempo. Es más, su búsqueda proactiva hace que se adelante a los ataques de los ciberdelincuentes y analice el estado del ciberataque para aislar sus amenazas.

Cabe resaltar que por nada del mundo se tienen que apagar los equipos afectados, debido a que, en la memoria volátil puede haber información importante que nos ayudará a determinar la causa raíz y al momento de apagar el equipo se puede perder dicha información.

4. Erradicar y recuperar

Para mejorar los procesos de seguridad debes erradicar cualquier rastro del ciberatacante de los equipos y llegar a un punto de recuperación del sistema en su estado normal, algunas actividades que se encuentran en estas fases son:

·         Eliminar archivos, procesos y registros.

·         Cargar un snapshot de la máquina completa o de los registros devolviéndolos a sus valores normales.

·         Volver a instalar el sistema operativo.

Por ejemplo, un programa como Cortex XDR te indican sugerencias dentro de como poder eliminar por completo las acciones que el atacante realizó en el incidente detectado, acelerando el proceso de erradicación y poder llegar a la fase de recuperación más eficaz.

Ante la recuperación de datos la empresa debe tener ya elaborado algunos planes de continuidad del negocio que contemplen situaciones excepcionales que puedan producirse por ataques cibernéticos y que abarquen situaciones tanto de robo de datos, como de bloqueo del sistema e incluso de borrado de información.

5. El post incidente

Una vez contenido el problema, lo primero que harás es comunicar a todos tus empleados el problema sucedido. Para ello, se debe poner en marcha una estrategia de comunicación integral que incluya a todas las áreas de tu empresa. De esta manera, todos los trabajadores estarán advertidos y preparados para otro eventual ataque cibernético.

También deberás denunciar el hecho ante las autoridades correspondientes para que quede registro de los delitos que acaban de cometer contra tu empresa.

Y, por último, debes mostrar tranquilidad e informar del control de la situación, así como anunciar las medidas legales que tomarás ante este hecho. Además, no se debe dar a conocer toda información que se haya sustraído de tus datos porque de esta forma no le transmites la seguridad necesaria a tus clientes. Nos comenta Arturo Tacuri, desarrollador de software y tecnologías en Leasein, experto en alquiler de laptops. “Los protocolos y la prevención para salvaguardar la información es la mejor manera de actuar en protección de nuestros clientes”

 

Entonces podemos decir que dentro de la era de la digitalización, la gestión de procesos orientados a la protección de nuestras empresas en el plano digital es un aspecto clave a tomar en cuenta para el correcto desarrollo empresarial.